Vivir bien

Disfrute al máximo de su vida

¿Qué significa vivir bien para usted? ¿Qué actividades le gusta hacer? ¿Qué le gustaría hacer con más frecuencia? ¿Qué actividades echaría de menos si no estuviera tan sano como ahora? Piense en estos objetivos. Piense en la manera en que dormir bien, hacer ejercicio y cuidar su cuerpo pueden ayudarle a alcanzar estos objetivos.

Esté activo para alcanzar sus objetivos personales de tener un corazón sano y un cuerpo fuerte. La mayoría de las personas deben hacer por lo menos 30 minutos diarios de actividad física. Algunos pueden dividirla en tres caminatas de 10 minutos cada una. Otros pueden montar en bicicleta a toda velocidad durante 30 minutos. Pregúntele a su proveedor de atención médica qué actividades son las mejores para alcanzar sus objetivos de salud.

Leer más

Dormir está asociado al estado de ánimo, la capacidad de concentración e incluso la salud del corazón. Dormir 7 u 8 horas cada noche ayuda al cuerpo y a la mente a descansar lo necesario. Si siente que tiene dificultad para dormirse (o para levantarse por la mañana), intente mantener una rutina más constante. Acuéstese y levántese a la misma hora todos los días. Por la noche, comience a relajarse aproximadamente una hora antes de ir a la cama tomando un baño, leyendo un buen libro o haciendo alguna otra actividad tranquila.

Una piel sana pueda ayudarle a estar en forma óptima. Tal vez tenga que hacer diferentes cosas para proteger la piel durante el año al cambiar las estaciones. Las lociones hidratantes pueden ayudarle a evitar que la piel se seque en el invierno. Una pantalla solar y la vestimenta adecuada pueden ayudarle a proteger la piel cuando hace más calor. Los alimentos que come y la cantidad de agua que bebe también pueden afectar la salud de la piel.

Unos huesos fuertes le ayudarán a mantenerse activo y disfrutar de la vida a medida que envejece. Pero en personas con osteoporosis los huesos pueden debilitarse hasta el punto de que se quiebran con más facilidad.

Los alimentos lácteos (como la leche, el queso y el yogurt) son excelentes fuentes de calcio. Pero, ¿y si no puede tomar lácteos? Las verduras con hojas de color verde oscuro (como el brócoli y la col rizada), y el tofu y las almendras, son solo algunos de los alimentos no lácteos que contienen niveles altos de calcio. La vitamina D se encuentra en el salmón y otros tipos de pescado. Pregúntele a su proveedor de atención médica qué otros alimentos pueden ayudar a sus huesos o si debe tomar suplementos para recibir los nutrientes que necesita.

También te puede interesar:

La psoriasis es más que una afección cutánea y puede repercutir en su vida. Averigüe lo que puede desencadenar las reagudizaciones de psoriasis, así como las zonas en las que la psoriasis puede aparecer.