Apoyo para familiares y cuidadores

Una función gratificante pero exigente

Cuidar de un ser querido que sufre una afección crónica o que regresa a casa después de haber estado en el hospital o en un centro de cuidados puede ser todo un desafío. La mayoría de las personas nunca están preparadas para ello y de repente se encuentran cumpliendo la función de cuidador. Hay maneras de hacer más fácil la adaptación a esta función.

Planifique momentos de calidad

Aproveche la oportunidad de pasar más tiempo con su ser querido. Miren juntos viejos álbumes de fotografías o compartan juegos de mesa. Salgan a pasear o de picnic si el clima lo permite. El aire puro les hará bien a ambos.

Leer más

Busque tiempo para usted

Para mantener la salud del estado de ánimo y el nivel de energía, tómese con regularidad una pausa de dar cuidados a su ser querido. Puede hacer algo tan sencillo como montar en bicicleta, ir al cine o visitar amigos. Su ser querido puede reunirse con sus amigos para almorzar, tomar alguna clase o participar en alguna actividad para que usted pueda tener momentos para disfrutar de la casa a solas. Estas pausas renovadoras podrán ayudarle a ser un cuidador más enfocado y paciente y a mejorar la calidad de vida de su ser querido.

Pida ayuda

Ser el cuidador principal puede representar un desafío de varias maneras. Mantenga su bienestar mental, físico y económico pidiendo ayuda a familiares y amigos. Cuando la familia o los amigos le ofrezcan ayuda, tenga preparadas ideas específicas de lo que necesita. Deles opciones. Permítales elegir algo que les guste hacer o que encaje con sus horarios.

Tenga paciencia

Ser cuidador de un cónyuge, un padre de edad avanzar, un hijo u otro ser querido implica tiempo, trabajo y mucha paciencia, tanto con su ser querido como con usted. Después de todo, esta situación es nueva para ambos. Haga todo lo que pueda para asegurarse de dormir lo suficiente. Dormir podrá ayudarle a estar mejor preparado para las exigencias del día siguiente.

También te puede interesar:

Cosas a tener en cuenta para la salud de los ojos con la diabetes y la visión, incluidos problemas oculares diabéticos frecuentes.