Noventa millones de adultos en los EE. UU. tienen dificultad para comprender la información relacionada con la salud; Lilly recibe un premio nacional por sus logros en la alfabetización en salud

INDIANAPOLIS — Imagine necesitar atención médica pero no poder entender la información que le da el médico. Para 90 millones de personas en los EE. UU. es una realidad con un impacto de larga duración sobre la salud y las finanzas.

La alfabetización en salud —es decir, la capacidad de leer y entender información relacionada con la salud y actuar basándose en ella— es vital para lograr los mejores resultados posibles de la atención médica para cada paciente individual. Es poder leer una tarjeta recordatoria de una cita médica, seguir las instrucciones de un proveedor de servicios médicos, usar equipo médico o entender la información sobre un medicamento.

Según la encuesta National Assessment of Adult Literacy, dos de cada cinco adultos estadounidenses tienen dificultad para procesar información relacionada con la salud y los servicios necesarios para tomar decisiones adecuadas sobre su salud.

La alfabetización en salud varía según el contexto y el entorno, y no está relacionada necesariamente con el nivel de estudios o la capacidad de leer. Ello pone de manifiesto la gran dificultad que supone entender la información relacionada con la salud y actuar basándose en ella. La American Medical Association informa de que los pacientes más comúnmente afectados —los de bajos ingresos, ancianos, con un nivel educativo limitado, minorías étnicas, inmigrantes recientes y personas que tienen el inglés como segundo idioma— cometen más errores con los medicamentos y tienen exceso de hospitalizaciones, además de, en general, un grado más alto de enfermedad.

Quienes tienen una alfabetización en salud deficiente también tienen más probabilidad de padecer enfermedades crónicas y menos probabilidad de recibir la atención médica que necesitan, según la encuesta National Adult Literacy Survey. El estudio demostró que el 75 por ciento de los estadounidenses que dijeron tener una enfermedad prolongada tenían una alfabetización en salud limitada y sabían menos sobre su enfermedad o sobre cómo manejar los síntomas. La necesidad de concientizar y cumplir con los principios de la alfabetización en salud se ha convertido en una preocupación de salud pública, que se estima le cuesta a la economía de los EE. UU. entre $106,000 millones y $238,000 millones al año.

“El desafío para la salud pública, ampliamente generalizado aunque muchas veces no reconocido, que constituye la alfabetización en salud sirve tanto de advertencia como de llamada a la acción”, afirmó el Dr. Jack Harris, vicepresidente de la división médica de Eli Lilly and Company en los EE. UU. “Superar las disparidades en cuanto a la salud es un proceso transformador e importante. En Lilly estamos trabajando para desarrollar comunicaciones y educación relacionada con la salud que conecte con los pacientes de manera coherente y comprensible”.

Lilly se ha asociado con expertos en alfabetización en salud reconocidos a nivel nacional para implementar nuevas normas a fin de garantizar que las comunicaciones y los recursos de la compañía destinados a los pacientes cumplan los principios de la alfabetización en salud. Los esfuerzos por la educación relacionada con la salud de Lilly recientemente recibieron el reconocimiento nacional del Institute for Healthcare Advancement (IHA), que otorgó a Lilly el premio Published Materials Award por sus notables logros en cuanto a la alfabetización en salud gracias a dos publicaciones educativas bilingües. Los materiales educativos Eating to Feel Your Best y Being Active to Feel Your Best, así como sus versiones en español, Comer para sentirse lo mejor posible y Estar activo para sentirse lo mejor possible, abordan la importancia de optar por alimentos saludables en cada comida y mantenerse activo. Por medio de coloridas imágenes, información clara y concisa, ilustraciones sencillas, consejos breves y espacio para anotaciones personalizadas, los lectores se sienten inspirados, guiados y motivados para entrar en acción para sentirse lo mejor posible. Ambas publicaciones están disponibles en inglés y en español en el sitio web de Lilly for Better Health™: www.lillyforbetterhealth.com.

“Estamos encantados de presentar a Lilly USA nuestro premio IHA Health Literacy Award 2012 en la categoría Published Materials por su serie de folletos educativos para los pacientes ‘Feel Your Best’” dijo Gloria Mayer, enfermera registrada, doctora en educación, socia de American Academy of Nursing, presidente y directora ejecutiva del IHA. “Estos materiales siguen todos los principios de diseño para un público con un nivel bajo de alfabetización, y brinda a los usuarios un recurso fácil de usar para ponerse y mantenerse saludable”.

Acerca del Institute for Healthcare Advancement

IHA se dedica a dar al público la capacidad de lograr una mejor salud. Está reconocido a nivel nacional por sus esfuerzos destinados a la alfabetización en salud y brinda información sobre atención de la salud a través de sus diversas publicaciones, Internet, y sus conocidos programas educativos locales y nacionales.

Acerca de Eli Lilly and Company

Lilly, una empresa líder motivada por la innovación, está desarrollando una creciente cartera de productos farmacéuticos aplicando las últimas investigaciones de sus propios laboratorios en todo el mundo, y mediante colaboraciones con eminentes organizaciones científicas. Lilly, con sede en Indianápolis, Indiana, proporciona las respuestas, ya sea en forma de medicamentos o de información, a algunas de las necesidades médicas más urgentes del mundo. Hay información adicional acerca de Lilly disponible en www.lilly.com.